viernes, 31 de octubre de 2008

La ciudad marcada

NOTA: al audio de este cuento (hecho por esta Productora) está disponible para quien asi lo desee.
Gabriel F Gamboa

Había dos sitios donde estar en la Ciudad Marcada, como en cualquier lugar. O se está del lado de los vivos o se está del lado de los muertos. Como en cualquier ciudad, el número de muertos superaba al de los vivos y estos honran a los otros con flores y oraciones que ofrecen por sus almas, pero también para asegurarse que no volverán. El peor castigo para un muerto es no terminar de morir y ser reconocido por el bando de los vivos.La Ciudad Marcada tuvo su temporada fuerte de no muertos o casi muertos y los estragos que causaron ellos mas la desesperación de los vivos fueron recordados por mucho tiempo.Solo se hablaba de la muerte, de la muerte como uno mas de la Ciudad. Un habitante omnipresente y eterno que solo se regía por el azar. Confundidos, los mas asustados empezaron a matar también a gente que no era un casi muerto, y quemaban sus cuerpos para no dejar posibilidades de sobrevida. Era una guerra. Los familiares de las víctimas reaccionaban con violencia y vengaban las muertes de sus queridos matando a los hijos ajenos. La Ciudad Marcada se fue quedando progresivamente sin actividades y sin habitantes. Pasaron un par años y como consecuencia del desastre quedaron solamente con vida dos hermanos. El padre los había escondido en una casita alejada de la ciudad, en habitaciones separadas para que en el caso de que alguien los descubran, no mataran a los dos.Cuando terminó de la guerra, los hermanos salieron de la casa y se encontraron frente a frente bajo la sombra del nogal de la puerta.El abrazo amenazaba ser interminable, pero los hermanos conocían solamente la desconfianza y una sola manera de quedarse tranquilos.

2 comentarios:

Internepolis dijo...

Bueno pues este documento auditivo ya lo tengo pero aún así se agradece el aporte, por cierto si deseas colgar tu archivo de audio yo te recomiendo el host de: http://www.archive.org/

En dicho Host no caducan los links como sucede con el "rapidshare", si tus formatos de audio son menores a los 10 minutos suben muy rápido.

Así pues dejo la referencia y mando un saludo. Por lo mientras desde acá seguimos trabajando en más podcast para compartir a medio mundo hispanohablante.

G 4 þ R I € L dijo...

gracias!