martes, 4 de noviembre de 2008

Descoloridos

A finales del siglo XVIII, el último esclavo negro llegó al incipiente gran imperio.
La raza negra, habia ya desaparecido de la faz de la tierra diezmada por el contrabando de personas.
Los traficantes se prometieron no difundir esta noticia y comenzaron a capturar a cualquier persona, pintarla de negro y venderla como tales.
El gran imperio, distraido, prefirió no darse cuenta de las insostenibles diferencias.
Pero extrañaban esa música.

2 comentarios:

morganacoral dijo...

hermosa sutileza

Internepolis dijo...

Pase lo que pase, este día tiene ya un sitio en la historia de Estados Unidos. Un candidato de raza negra aspira con grandes posibilidades de triunfo a la Presidencia, a poco menos de siglo y medio de que Abraham Lincoln aboliera la esclavitud que trajo de África trabajadores sin derechos, no en busca del sueño americano, que hoy alcanza el clímax de su realidad.

Fuente:
http://www.eluniversal.com.mx/editoriales/41964.html