lunes, 7 de enero de 2008

Segunda parte (cuento)

ACLARACION:
Jorge era mi mejor amigo.
Murió trágicamente en un accidente automovilístico hace una semana.
Su mamá, que me conoce desde los 10 años, me pidió que continuara el cuento que su hijo había comenzado.
Ella sabe de mi gusto por la literatura y también que soy quien más conoce a su hijo muerto. Nos habíamos encontrado en los últimos años de la primaria, y descubrimos juntos el placer de ir al cine solos por primera vez, con las historias de “King Kong” o “El búfalo blanco” como protagonistas.
Con él aprendí a odiar el té con leche y las clases de inglés particular al tiempo que empezábamos a aprender a andar a caballo, un privilegio que nos regalaba su papá, empleado en el matadero.
Criábamos “sea monkeys”, cazábamos moscas, alimentábamos arañas, leíamos historietas, nos reíamos con la Pantera Rosa, inventábamos dibujos animados en los bordes de los libros, buscábamos la palabra “culo” en el diccionario, corríamos carreras con las bicicletas o a pie, nos reíamos de los grandes, alquilábamos libros en la biblioteca municipal y tirábamos piedras.
No puedo fallarle a esta mujer dolorida.Acepto el pedido y el desafío, y comienzo a escribir esta historia, la que comienza en la primera línea de este relato.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola papá está re bueno el cuento.
Es bastante triste!pero esta bueno
me encanto
chau nos vemos auque estes acá!

gabrielgamboa@yahoo.com dijo...

Sera triste, pero si a vos te gusto no necesito nada mas.
¡¡¡Besos, abrazos y cosquillas!!!

Lilia dijo...

Es el homenaje más lindo que he leído.

Laura dijo...

Que hermosos recuerdos y que linda amistad sintetizada en estas emocionanes lineas.