lunes, 25 de agosto de 2008

Intercambios

Lo que para mucha gente (e incluso pueblos enteros) es una cuestión fundamental, para otros es algo recurrente. Asi por ejemplo, los habituales choques entre personas en la estacion 9 de Julio del subte de Buenos Aires son en realidad intercambio de almas.
Nadie vuelve a su casa tal como se fue y algunos, atrapados por los recuerdos, chocan deliberadamente a otros tratando de recuperar el alma que alguna vez tuvieron.
De esta manera, una misma persona puede tener tantas almas como choques haya tenido.
Este intercambio nunca se acaba y el cuerpo que muere (un simple envase retornable) libera su alma, la última que tuvo, para que ya no sufra mas cambios, el verdadero descanso eterno.

2 comentarios: