martes, 11 de marzo de 2008

Lo relativo (cuento)


Avanzo, pero el paisaje avanza conmigo y, desde tu perspectiva, permanezco inmóvil. Mis piernas están cansadas y mi corazón se agota; también mi voluntad.
Puedo demostrarte que estoy en movimiento pero no me interesa; ya lo ves, es solo una cuestión de apreciación.
También podría detener el mundo, pero la inercia haría caer a los demás y no creo necesario el sacrificio.
En cambio, podrías avanzar conmigo y ver como permanecemos inmóviles para los demás sin que nada nos importe.

1 comentario:

Lilia E. Mato dijo...

La foto de apertura es onda fotolog, muy buena.
Texto enigmático...